jueves, 15 de julio de 2010

Blacky, adoptado


CARTA PARA BLACKY POR MERCEDES



Querido Blacky,


Hoy hemos recibido una foto tuya que nos ha llenado de alegría a todos los voluntarios de la protectora. En esa foto te vemos abrazado por tu nueva familia en Alemania, los que te esperaban al llegar después de ese viaje tan largo y que te eligieron a ti entre todas las fotos de perros en adopción que llenan las páginas de tantas protectoras.


A esa familia que te quiso desde el primer momento en que te vio le explicamos que eras un perro especial. Que habías llegado a nuestro refugio cuando apenas eras un cachorrito, hace más de nueve años, y que siempre habías sido un poco tímido. Les explicamos que desconfiabas de los extraños, que te asustaban los otros perros más dominantes y agresivos pero que no había nadie más dulce, tranquilo y bondadoso que tú en nuestro albergue.


Insistimos mucho para que supiesen bien que no recibirían un perrito alegre, juguetón y confiado que se les subiría encima nada más llegar. Pero que, cuando pasase un poquito de tiempo y los conocieses mejor, nadie les miraría con unos ojos tan agradecidos e inteligentes como tú.


A lo mejor insistimos tanto porque nos costaba mucho separarnos de ti. Sabíamos que era tu oportunidad, esperada durante tantos años, de conocer el amor de una familia para la que tú eres el único perro del mundo, el mejor, el perro entre todos los millones de perros: su perro.


Pero, a pesar de saberlo bien, nos entristecía a todos pensar en volver al refugio y que tú ya no estuvieras allí, mirándonos con los enormes ojos color miel que todo lo entendían.Ya ves qué tontos, estamos contentos pero también estamos tristes. Y es que, querido, querido Blacky, te echamos de menos.


Ojalá que disfrutes de una vida felíz los años que te queden por vivir. Te lo mereces más que nadie. Nosotros, tus amigos, te llevaremos siempre en el corazón.

Reacciones:

0 comentarios :