viernes, 25 de abril de 2008

Sacrificado cachorro arrojado al interior refugio.


El cachorro que aparece en la foto ha tenido que ser sacrificado esta semana. Llegó hace unos días. Cuando entramos al refugio estaba dentro del recinto, lo que significaba que había sido arrojado desde el exterior.
..
El estado en que nos lo encontramos evidenciaba que había sufrido un fuerte golpe en la caída. Lo dejamos unos días en el corral de cuarentena junto con otros cachorros de recién entrada, a la espera de que mejorara pero, lamentablemente, no lo hizo y ante su estado de sufrimiento, lo mejor fue sacrificarlo. Este pobre cachorro, al que no llegamos a ponerle nombre, apenas podía mantenerse en pie. Se tambaleaba de un lado a otro hasta que se caía sin apenas dar varios pasos. Su sentido del equilibrio estaba tocado. Constantemente se podía apreciar como se giraba arrastrándose por el suelo, sin parar, una y otra vez. Fue una decisión dolorosa pero el pobre se ve que sufría cada vez más, su estado empeoraba.

Son muchas las cosas con las que nos encontramos en nuestro día a día en el refugio, unas agradables, como cuando los perros se nos hacen querer y tratan de juegar con nosotros. Pero otras veces, tenemos que enfrentarnos a cosas desagradables como el caso de este cachorro, como el galgo sacrificado hace unos días o como el caso de Cala, todos noticia en el blog, aunque ésta tuvo un final relativamente feliz. Son cosas que nos indignan, pero que a la vez no nos van a hacer caer en el desánimo, seguiremos trabajando, porque sabemos que nuestro compromiso es luchar porque sus casos y el del resto de los abandonados no vuelvan a repetirse y caigan en el olvido.

Reacciones:

0 comentarios :