sábado, 23 de mayo de 2009

Novedades tras el robo: sólo nos falta Úrsula

Como comentamos hace unos días, de los dos perros que nos quedaba por encontrar, uno de ellos, el tipo setter, se encontraba vagando por los alrededores del albergue. Hoy por fin lo hemos recuperado. Debido a que es un perro muy asustadizo, quizás acomplejado por alguna paliza que sufriera antes de llegar inicialmente al albergue, no podíamos cogerlo. Hemos tenido que dejar las puertas abiertas para que pudiera entrar.

El pobre, seguramente morirá en el albergue, es un perro tan asustadizo que no se fía de nadie. Lleva con nosotros algo más de un par de años y no se deja tocar aún.



Por un lado, podemos dar esta noticia positiva, la reaparición del setter, pero por otro lado, debemos informar que de Úrsula no tenemos ningún dato que nos de una pista de su paradero. Cada día que pasa se reduce nuestras esperanzas de encontrarla. La pobre tiene leishmania y sería conveniente que siguiera su tratamiento.

Reacciones:

0 comentarios :